Ferrocarril Económico Manchego (Valencia a Cuenca)

Publicada el: 21 / Ago / 2019

La Compañía belga del Ferrocarril Económico Manchego, tuvo como objeto la construcción de la línea férrea de vía métrica, de Valencia a Cuenca.

Tomamos la noticia de la Gaceta de Los Caminos de Hierro  ( edición del 10.10.1920), donde se mencionan las particularidades de la línea. Entre ellas la de la aplicación de la tracción eléctrica. Con el siguiente itinerario:
sitúa su salida en  Torrente, aprovechando para llegar a Valencia y al puerto del Grao, el ferrocarril
ya existente que es de tracción a vapor ( ver, Tranvía de Valencia a Torrente ). 

El proyecto se dividió en tres  zonas:

Torrente a Requena 67 kms
Requena a Valverde del Jucar 129 kms
Valverde del Júcar a Cuenca 46,6 kms
Total 212,6 kms

Atravesaba la línea las provincias de Valencia y Cuenca, dando servicio, en la de Valencia, a  Torrente, Turis, Alboraches, Macastre, Yátova y Requena, y en la provincia de Cuenca, a Herrumblar, Villamalea, y en la provincia de Albacete, en sus limites con la de Cuenca, tendrá estaciones en Ledaña, Iniesta, El Feral, Motilla del Palancar, Valverdejo, Barchin del Hoyo, Hontecilla, Valverde del Júcar, Albadalejo, La Parra, Valdeganga y Villar de Olalla.

Este trayecto no contaba con dificultades orográficas, salvo el puente para el paso de la Rambla de Alboraches, de 60 metros de luz, y otro sobre el río Cabriel, de 125 metros de luz.

En el estudio general donde se justificaba su implantación en comarcas agrícolas con un alto tráfico de importación
integrado por los abonos, el arroz, tejidos, y otros . En el caso de los viajeros, su movimiento se ponderó de acuerdo a la densidad de la población en la comarca que sirve el trazado, superior a 300.000 almas, sin contar Valencia y
Cuenca, extremos de la línea

La organización de esta Empresa , basada sobre el principio de la colectividad. Todos los pueblos concurren en la medida de sus posibilidades a la realización de la línea, ofreciendo los terrenos gratuitamente, canteras de piedra, de yeso, de cal, peonadas de braceros y de carro, así como con la suscripción de acciones de a 500 pesetas y de décimas de acción de 50 pesetas, unas y otras pagaderas en diez años, empezando a pagar la primera 10ª parte de la suma
suscrita el día del comienzo de los trabajos en su respectivo término municipal.

Hay algunos pueblos que se obligaron a construir por su cuenta la estación. Finalmente, la concesión del «Ferrocarril Económico Manchego», para la que no se solicitó ni subvención’del Estado ni garantía de interés del capital, fue solicitada  con arreglo a la ley de 23 de Febrero de 1912 relativa a ferrocarriles secundarios y estratégicos [art. 29, capítulo 3.” de la Ley, y art. 39 del Reglamento), y con renuncia de todos los beneficios del párrafo 2° del art. 1º

En  sesión de la Diputación provincial de Valencia, su presidente manifestó que habiéndose declarado desierta la tercera subasta para la construcción del ferrocarril directo de Madrid a Valencia,  propuso a la Corporación que apoyara la realización del ferrocarril económico manchego, considerando como un hecho la construcción de la mencionada línea férrea por una Compañía belga. Deliberando sobre este asunto se tomó el acuerdo por unanimidad, de que la Diputación prestara el más decidido apoyo al proyecto del ferrocarril económico
manchego, de Valencia á Cuenca. (GCH, 01.12.1920)

Ferrocarriles de Vía Ancha, de Vía Estrecha, Cremalleras, Funiculares y Ferrocarriles Industriales


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

contador de visitas