Tranvía a Vapor de Alberique a Valencia

Publicada el: 11 / May / 2012

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Línea concedida , por laR.O. 08.12.1902, al arquitecto valenciano Carmelo Lacar Sorlí  (Revista Ilustrada de Vías Férreas 1888) Con un itinerario  por Masalaves, Montortal, Alcudia de Carlet, Alginet, Torre de Espinosa, Alcasser, Beniparrell, Catarroja , y Masanasa, utilizando parte de la carretera de 2º Orden de Casas del Campillo a Valencia . ( Ver, Ferrocarril de Valencia a Villanueva de Castellón (Grao de Valencia a Turis ))

Los herederos de Carmelo Lacar Sorlí transfirieron la concesión a Joaquín de la Torre y Bielsa (Revista Minera , Tomo 50  año 1999, página 340)

Esta línea de 58 Kms no contaba con conexión con el puerto del Grao de Valencia. Por lo que en 1904 su Consejo de Administración convocó una Junta General Extraordinaria, con el objeto de aprobar el acuerdo pendiente de suscribir con la Compañía del Tranvía a Vapor de Valencia al Grao, contemplando el paso de sus vagones sobre las vías del de Valencia al Grao hasta el puerto ( Los Transportes Férreos, 16.08.1904).

Por la  Real Orden de 30 de noviembre de 1910 ( Gaceta de Madrid 22 de diciembre de 1910), se declaró caducada la concesión del tranvía vapor de Alberique á Valencia, de acuerdo con los dictámenes de la Comisión permanente del Consejo de Estado, y del Consejo de Obras Públicas.

Recordemos que este tranvía a vapor, de vía de un metro, de 52 kms. de longitud,  fue concedido en diciembre de 1882, á Carmelo Lacar Sorli. Desde, desde entonces se ha construido y se encontraba en explotación el ferrocarril de Valencia Alberique, de 48 kms., que explotaba la «Sociedad de Carbones minerales de Dos Aguas ferrocarriles de Valencia Turis». La verdad es que al cabo de los 28 años de haberse otorgado esta concesión entró en caducidad (Los Transportes Férreos, 24.12.1910).

No  iniciadas las obras el 12 de mayo de 1893, se solicitó prorroga de tres años, autorizada por la R.O. de 27 de marzo de 1899. Otra prorroga de tres años fua autorizada por la R.O.de 6 de junio de 1902, estas dos últimas prorrogas se concedieron al titular Joaquin Latorre al subrogarse  los derechos de Carmelo Lacal.

La Dirección General de Obras Públicas el 10 de febrero de 1908 , tomando en consideración el informe del Gobierno Civil sobre el estado de las obras, invitó a Latorre para que se manifestara respecto de los motivos del retraso,de unas obras que no se habían iniciado, desestimando la solicitud de nueva prorroga solicitada por Latorre.

La R.O. de 18 de abril de 1908 ordenó la instrucción del expediente de caducidad de la concesión, aduciendo este que la concesión del Estado para establecer el Ferrocarril de Valencia a Alberique, trastocó su proyecto. Finalmente la caducidad fue aplicada en virtud de la R.O. de 30 de noviembre de 1910, siendo recurrida por el concesionario. En cuyo caso la Sala de lo Contencioso-Administrativo, oído al Consejo de Estado y estudiadas las leyes de concesión del ferrocarril, y a que el 12 de mayo de 1905, se consumiera el plazo de la última prórroga, sin que se hubieran iniciadas las obras, vulnerando el articulo 19 del pliego de condiciones particulares.

El 7 de marzo de 1908 se sentenció a favor de la Administración.

Productos de la explotación :

año viajeros mercancías ingresos pts gastos pts coef explt. %
1906 (a) 625.320 52.490 434.149,74
1907 (a) 482.994,30 409.674,70 84,81
1908 (b) 469.495,65

(a) Anuario de los Ferrocarriles Españoles, año 1908, páginas 216, 212 y  213

(b) Anuario de los Ferrocarriles Españoles, año 1911, página 212

Por otra parte, conocemos la concesión  de un ferrocarril de Requena a Torrente, a Carlos de Montaberry Centurión, cuyo proyecto contemplaba el enlace en la estación de Torrente con el de Valencia a Alberique. La concesión  se otorgó con arreglo a la ley de Ferrocarriles secundarios y estratégicos de 23 de febrero de 1912, sin garantía del Estado, y con un plazo de ejecución de cuatro años. El ancho de vía adoptado sería el métrico, con radios de curva superiores a 100 ml y 25 mm de pendiente máxima en las rasantes (Gaceta de los Caminos de Hierro, 20.06.1923). El pliego de condiciones particulares de la concesión, aprobado el 16 de mayo de 1922 (Gaceta de Madrid,27.05.1923), aceptado por el concesionario y comunicado a la Segunda División de ferrocarriles y al Gobernador Civil de Valencia por la orden del 23 de mayo de 1923. La fianza a depositar por el concesionario se fijó en 150.750 pts, representando el 3 % del valor de las obras en el proyecto, cifrado en 5.025.000 pts.

El pliego de condiciones provisionales de la concesión  fue aceptado por Carlos  de Montaberry Centurión, en nombre del concesionario, por poder otorgado en mayo de 1922, en la notaría de Valencia, de Manuel Brugada Panizo.

Ferrocarriles de Vía Ancha, de Vía Estrecha, Cremalleras, Funiculares y Ferrocarriles Industriales


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

contador de visitas