Ferrocarriles de las minas de esquistos de Ribesalbes y Alcora

Publicada el: 06 / Jun / 2019

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Estas instalaciones mineras se encuentran ubicadas en dos puntos concretos, uno en La Rinconada muy cerca de Ribesalbes, a los pies de un fuerte escarpe originado por el río Mijares a una altitud de 180 m. En tanto que las  de San Chils en Alcora se encuentran a 900 ml. de camino desde las masías de San Chils, a una altitud de 280 m.

Las primeras noticias sobre los esquistos bituminosos de ambas zonas, la dimos en su día al referirnos a una posible ampliación del itinerario del Tranvía a Vapor de Onda al Grao de Castellón  hasta Ribesalbes, precisamente para dar salida a los esquistos y pizarras bituminosas de estos yacimientos, y de los productos elaborados en la destilería de Ribesalbes ( Peris Torner, Julio 2003).

Tomaremos del trabajo colectivo de Peñalver, Barrón, Postigo, García, y Saura, editado en 2016, sobre el  “Paleololago en Ribesalbes”, la secuencia sobre las actuaciones mineras que nos ocupan.

interior de la mina de San Chils. Archivo CEC

La primera explotación se cita, a cargo  de la Sociedad La Castellonense, de las minas Africana y Descuidada (Revista Minera 1863), ambas minas nunca llegaron a estar registradas

En Estadística Minera se indica que en 1868 existió una primera mina de disolidas. A partir de 1872 se establecerían otras demarcaciones que abarcarían  el área de San Chils, en el municipio de Alcora, con la particularidad de ser citada en los escritos del Marqués de Valera y de Cavanilles, donde se indica que el primer afloramiento conocido fue el de los alrededores de la población de Ribesalbes, y, por tanto, el de San Chils se descubrió con posterioridad.

Bocamina de pizarras bituminosas, foto Royo

Según indicaron Hernández Sampelayo y Cincúnegui en 1926: “Como minas fueron denunciadas en 1894, por el Vice Consul inglés en  Castellón, Augusto Stubbs; en el registro del Distrito Minero de Valencia se demarcó la mina “Augusto”, seguramente nombrada así por Augusto Stubbs. También indicaron que “Posteriormente, hacia el año 1904, se constituyeron dos sociedades inglesas ‘Castellón Oil Company’ que explotó el yacimiento de Ribesalbes, y ‘Spanish Mining Sindicate’ que se ocupó la mena en San Chils”

La sucursal en España de la Castellón Oil Company Limited para explotar las “pizarras” bituminosas de Ribesalbes no se constituyó hasta 1910. En ese año o el siguiente ya estaba montada una fábrica de destilación y se inició la construcción de la fábrica de la otra mina. En Estadística Minera se consignó que en 1911 existieron 4 concesiones productivas de “pizarras” bituminosas. En el Madrid Científico de 30 de enero de 1911, se aportaron más detalles sobre la sociedad inglesa que explotó la roca de Ribesalbes en La Rinconada , la Castellón Oil Company Limited.

La Castellón Oil Company Limited, fue constituida por :

Sydney Ewart Nettleton
Saúl Jolson
H. Southwod
W. Ooldie
W. Lawsou
T. Johnston
E. Eranne

(Madrid Científico, 30.012.1911)

Constituida en Inglaterra , con  el objeto de destinarla la obtención de terrenos oleaginosos, aceites equistosos, petróleo, carbón y gas natural, betún, asfalto, ozokesita, y en general, cualesquier substancias minerales

El capital social se seria 130.000 libras esterlinas, divididas en 130.000 acciones de una libra cada una. La sociedad estaría regida y administrada por la junta general, por un Consejo de Administración y por un Director . En Junta general de accionistas de la expresada sociedad, celebrada el 27 de Julio de 1910, se acordó la creación en España de una sucursal de ¡a misma, para
llevar á cabo las operaciones que constituyen su objeto, y especialmente la explotación de la concesión de pizarra obtenida por !a sociedad en Ribesalbes, provincia de Castellón, asignando un capital de 20.000 libras esterlinas, y nombrando agente en España de dicha sociedad a don Antonio Comyn. Según consta en la escritura otorgada á 29 de Septiembre de 1910, ante el Notario de Londres D. Nicasio Robe (Madrid Científico, 30.012.1911)

Durante los primeros años del siglo XX parece que la actividad minera debió ser de escasa entidad y no se consiguió el pleno rendimiento.

El 29 de julio de 1913 se constituyó en Londres, ante el cónsul general de España, la Compañía Española de Aceites de Esquisto, Sociedad Anónima, con un capital inicial de 5.400.000 pesetas, que estuvo dirigida por John Annan Bryce, un hombre de negocios escocés y miembro del Parlamento inglés, y bajo la dirección-gerencia de Alexander Goodlet. Dedicada a la explotación de las disodilas de Ribesalbes y de Sant Joan de les Abadesses, Compañía minera de Riutort ( Ver, ferrocarril de la compañía Minera de Riutort ) , tomando el testigo de las dos compañías inglesas que previamente habían explotado estas minas. En Ribesalbes, la nueva compañía adquirió las minas y la fábrica de loza fundada en 1781 que se encontraban junto  al casco urbano, siendo transformada y empleada en el procesado industrial de destilación.En ese año de 1913 existían 7 concesiones productivas de “pizarras” bituminosas.

Castillete en el Barranco de Araya (San Chils), año 1912, J.M. Coi Triola, Archivo fotográfico del Centro excursionista de Cataluña

Sin embargo la disodila de San Chils era más rica en hidrocarburos que la de Ribesalbes, para Hernández Sampelayo y Cincúnegui
el depósito principal a explotar era el segundo, debido potencial minero.

Por los análisis del ingeniero-químico valenciano Antonio Mora,  una tonelada de disodilas de Ribesalbes rendía un promedio
de treinta galones de aceite (más de 100 litros). Para ello, la compañía había implementado en Ribesalbes el nuevo procedimiento de destilación a baja temperatura denominado “Del Monte” , considerado como de mayor eficacia.

Ante tan buenas expectativas, existía ya un acuerdo previo entre la nueva compañía y el gobierno británico para adquirir su producción por muchos años, y así abastecer un depósito que la marina de guerra británica tenía proyectado establecer en Gibraltar para su escuadra del Mediterráneo.

Fabrica de la Castellón Oil Cº en La Rinconada , Foto S. Vilar

Debemos al  ingeniero Luis García Ros , la noticia publicada en 1914 en Estadística Minera, indicando que en ese año, en el que se habían implementado costosas instalaciones en Ribesalbes y Alcora, se paralizó completamente la explotación. Como consecuencia del estallido de la 1ª guerra europea, lo que supuso la paralización económica en Ribesalbes, como así nos confirman Hernández Sampelayo y Cincúnegui manifestando que “Quedó paralizado todo durante los años de la guerra, en los cuales el Sr. Stubbs intentó también algunos trabajos, hasta que en 1918 fueron arrendadas las minas por la Sociedad Comercial e Industrial Española, cuya trayectoria industrial no fue muy afortunada.

Eduardo Vitoria publicó en 1920 nuevos análisis que había realizado en 1918 de los aceites obtenidos en Ribesalbes en un intento de reavivar esta mina. En 1921, el ingeniero jefe Luis García Ros indicó en Estadística Minera que ese año se habían desmontado
las fábricas de destilación en Ribesalbes. Las 10 concesiones improductivas de “pizarras” bituminosas que en los años anteriores se habían mantenido en Castellón quedaban reducidas ese año a solo 4, y el siguiente únicamente a dos.

En Madrid , una providencia judicial (G de M.29.05.1920 ) del juzgado del Distrito de Buenavista, anunció la pública subasta en la pieza de oposición a embargo preventivo de los autos instados por Augusto Stubbs, con la Sociedad «The New Spanish» y la «Compañía Española de Aceites de Esquistos»,  se sacaban a la venta, en pública subasta, por primera vez, y término de ocho días, los derechos derivados de la escritura otorgada en trece de Febrero de mil novecientos siete, por el Notario de Madrid. D. Juan Larrey, en virtud de la cual el Sr. Stubbs arrendó varias minas de esquistos bituminosos a la Sociedad denominada “Onda Mining Sindicato Limited”, bajo los pactos en dicho documento convenidos, y cuya entidad cedió más tarde a D. Alexander Goodlet, quien después la aportó a la “New Spanish Shale Oil Company Limited”, en escritura de once de Agosto de 1911.

Manifestando que dicha subasta tendría lugar el día doce de Junio próximo, a las once de la mañana, en la Sala audiencia de dicho Juzgado, con arreglo a las siguientes bases:

Primero. Que el tipo del remate es de ocho mil pesetas, en que se han tasado esos derechos por el Sr  Mesonero Romanos.

Segundo. No se admitirán posturas que no cubran las dos terceras partes de dicho tipo.

Tercero. Que para tomar parte en la subasta habrá de consignarse, previamente, el diez por ciento efectivo de las ocho mil pesetas, sin cuya consignación no sera admitida.

En 1926, Hernández Sampelayo y Cincúnegui quisieron preservar la minería en Ribesalbes, entre otras razones porque explotar los propios hidrocarburos, en vez de adquirirlos prácticamente en su totalidad y a un alto precio en el extranjero, era una política de estrategia nacional. Achacaron a la mala planificación que hasta entonces se siguió en los procesos, considerando que se habían construido las instalaciones de destilación sin conocer lo suficientemente bien la potencia de la roca y su gran variación en la columna estratigráfica.

Según refiere Mora en 1926, otros problemas para una explotación rentable fueron la riqueza en carbonatos de la roca, que dificultaba la extracción de los hidrocarburos por destilación, y el alto contenido de azufre en los aceites resultantes, a los que conferían un olor muy desagradable. Mora indicaba con detalle, al final de su publicación, cómo debía hacerse la destilación para que fuese rentable.

Concluida la Guerra Civil, y desde año 1940,  se manifestó un gran interés en obtener hidrocarburos en nuestro país, debido principalmente al aislamiento internacional impuesto por las democracias al nuevo régimen. De hecho, la última demarcación minera de Ribesalbes se produjo en 1940-1941 en La Rinconada, “Mina Vicente” (exp. 1642), de 120.000 m2, aunque propició una nueva etapa de explotación.

Este es en resumen el planteamiento empresarial en ambas zonas,  del que hemos de resaltar que, aparte de la negociación, citada , con la Compañia del Tranvia a vapor de Onda al Grao de Castellón de la Plana, para extender sus instalaciones tranviarias desde Onda hasta Ribesalbes, y dar salida a la destilación de esquistos, que no llegó a materializarse. No  disponemos de otras aportaciones, que las  gráficas que adjuntamos, en las que se aprecia que en ambos conjuntos explotados en Ribesalbes y en Alcora  se utilizaron redes tipo Decauville presumiblemente de 600 mm de galga y tracción hipomovil.

 

 

 

 

 

 

Ferrocarriles de Vía Ancha, de Vía Estrecha, Cremalleras, Funiculares y Ferrocarriles Industriales


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

contador de visitas