Ferrocarril Minero de Bacares á Almería

Publicada el: 07 / May / 2012

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

La cronología sobre esta línea se inició mediante en un escrito elevado a la Administración, por Amador Villar Castropol, solicitando se le autorizara a ocupar terrenos de dominio público, destinados a la construcción de un ferrocarril de vía estrecha y servicio particular, de Bacares á Almería. Debiendo ejecutarlo sobre un proyecto,  presentado por el interesado y, sobre el pliego de condiciones particulares de la concesión, aprobado por la R.O. del 25 de enero de 1886, cuyas cláusulas aceptó el concesionario el 28 del mismo mes y año. La concesión se aprobó el 30 de enero de 1886 (Gaceta de Madrid, 06.02.1886). El desarrollo del ferrocarril se ajustaría al proyecto aprobado  por la R.O. de 15 de enero de 1886  ( Gaceta  de Madrid, 21.01.1886), concediendo cuatro años para desarrollar las obras. La concesión sería firme una vez depositadas 140.817 pts en la Caja General de Depósitos en concepto de fianza, cantidad que representaba el 5 % del valor del presupuesto de obras, cifrado en 2.816.355 pesetas.

El 14 de julio de 1887 el concesionario del  Ferrocarril de Minas de Bacares a Almería , Amador Villar Castropol , a la espera de depositar la fianza, solicitó autorización para transferir la concesión a la “Cie. des mines et Chemins de Fer Bacares – Almeria et extensions” (Compañía de las Minas y Caminos de Hierro de Bacares-Almería y Prolongaciones)  (Gaceta de Madrid, 17.07.1887)  representada por Juan Huber Ouverx y Martín José Rokoff con poderes de la sociedad fundada el 19 de marzo de 1887, domiciliada en Bruselas  en la Plaza de la Liberté nº 12  y,con un capital i icial de 30.000.000 Fr. de os que 29.000.000 Fr. estaban liberados por aportaciones mineras y 1.000.000 Fr. suscritos en metalico. La aportación liberada la representaban las propiedades de Las Menas, Lita, Lealtad y Cuevas y el proyecto del non nato ferrocarril minero de 90 Kms entre Bacares y Almería

Posteriormente fue  registrada en Almería como sociedad en 1907, con el objeto de construir el ferrocarril y conseguir otras explotaciones mineras en la zona de Bacares. La transferencia se autorizó por la R.O. de 16 de julio de 1887.

Siendo A. Leemans  su primer presidente del Consejo de Administración en 1888 (Gaceta de Madrid, 11.04.1888). Fijó su capital social de 30 millones de francos belgas, representados por 60.000 títulos de 500 francos  nominales. Su domicilio estuvo social ubicado en Bruselas, calle L´Arbre Benit, 62.

Pese a que la transferencia se autorizó en 1887, el Consejo de Administración no formuló a la Junta General de accionistas , la posibilidad de formar una nueva empresa fruto de las negociaciones que se establecieron  con un sindicato financiero anglo-francés para reformar los estatutos. Solicitando que la concesión tuviera el carácter de servicio publico, accediendo Fomento, a lo solicitado en enero de 1889.

El planteamiento lo llevó a cabo en la Junta General de accionistas celebrada en abril de 1906. Al parecer el principal problema consistía en que no se depositó la fianza exigida en el pliego de condiciones particulares de la concesión, cifradas en 140.817 pesetas, La sociedad solicitó a la Dirección General de Obras Públicas una prorroga de un año para llevar a cabo el depósito exigido (GCH, 24.03.1906).

El primer capital social de 30.000.000 de francos belgas, fue reducido a 3.000.000 Fr. en 60.000 acciones de 50 Fr. , cotizados en 1911 á 65,50 Fr.  En la junta general de accionistas extraordinaria celebrada  el 21 de marzo de 1907 (Gaceta de Madrid, 12.03.1907) en la que se aprobaría la emisión de 600.000 francos en obligaciones al  5 % amortizables en 20 años.En la misma Junta se aprobó la prórroga de duración de la sociedad.

El primer consejo de administración de “Mines et Chemins de Fer de Bacares- Almeria et extensións”  lo integraron

A. Ferdinand Van der Noot
Marques de Assche
Fleuri Bret
Gustave Bret
el ingeniero Alfred Favre-Robine
el Sr. Marques de Bedaña

La concesión en  manos de “Mines et Chemins de Fer de Bacares- Almeria et extensións” , quedó paralizada, sin que adelantaran las obras por lo que Fomento interpretó que la sociedad renunciaba a su construcción, con pérdida de fianza. Contemplando la caducidad en la Real Orden de 5 de mayo de 1908, la compañía concesionaria elevó recurso ante el Tribunal Supremo, pese a que hacía 23 años en que disponía de la concesión, sin que esta se desarrollara ( Los Transportes Férreos, 08.02.1909). Solicitando la devolución de la primera fianza de 121.000 pts. depositada en julio de 1887, denegada por la Administración , y recurrida por la compañía, el Tribunal Supremo, por sentencia del 1º de mayo de 1911, denegó la devolución

En la Junta General de accionistas celebrada el 19 de mayo de 1908, se dio por concluida la gestión del administrador  Mr. Kennis. El año 1914, la compañía estuvo representada en España por Miguel García López residente en Almería , sustituido en 1920 por  Miguel García Briet.   El capital social se incrementó en 1914 hasta  3.500.000 de francos.

La Mina Mena de la “Compagnie de Mines et Chemin de Fer de Bacares a Almería et extensions”, era considerada la más importante de todos los criaderos de Almería, su mineral era vendido a la Bacares Iron, que explotaba varias minas en la misma zona ocupando 900 hectáreas aproximadamente.

La producción minera  de las explotaciones de la Sierra de Filabres en la comarca del Alto Almanzora, propiedad de esta compañía, se cifraron en 108.230 Tm en el primer trimestre de 1913, muy  por encima de las 68.152 Tm en el mismo periodo de 1912 (Revista Minera, Tomo 63 año 1913, pág 267). La producción de la Sociedad Bacares-Almeria , era muy apreciada, en especial por sus hematites exentas de fosforo de arsénico y azufre, donde en el mercado inglés eran utilizadas en la producción del acero Bessemer ( Los Transportes  Férreos, 01.12.1911)

En la zona minera de Almeria, mantuvo una cierta influencia la  Sociedad minera Cabarga San Miguel, participada por  la sociedad holandesa “W.H. Müller y Cía”, sociedad naviera dedicada  al comercio al por mayor de minerales. A su vez “Müller y Cía” tuvo a su cargo algunas explotaciones  mineras , tomando alguna cedida por ” La Explotadora de Minas S.A. ” , sociedad establecida en Córdoba, pasando a partir de 1918  a explotar las  de “Compagnie de Mines et Chemin de Fer de Bacares a Almería et extensions”

En cuanto a la capacidad de los tráficos del ferrocarril cifrada en 1.000 Tm/dia según la Revista Minera (Tomo 56, pág 454) , al comentar que las tres instalaciones mineras de Baceres y Serón se encontraban en 1905 en pleno apogeo de explotación, el ferrocarril era incapaz de transportar todo el mineral transportado desde los cables, al  acumularse en las estaciones junto a la línea, a la espera de turno para su transporte.

No obstante se siguió investigando por la sociedad cordobesa “La Exploradora de Minas” que negoció con la “The Bacares Iron Ore Mines Cº Ltd” realizar exploraciones, y en el caso de que sus resultados fueran satisfactorios, explotar en arriendo con un canon de 1 pts/Tm y un mínimo de producción de 40.000 Tm/año (Revista Minera, Tomo 58 , pág 456), tráficos que se añadirían al ferrocarril.

La “Exploradora de Minas” inició en 1906, estudios para establecer un ferrocarril, puesto que  el grupo de minas de Bacares, se encontraba a 48 Kms en línea recta del Puerto de Almería, a 64 Kms de los de San Pedro, Agua Amarga, Carboneras y Garrucha y a 84 , también en línea recta, del de Aguilas. Buscando la salida natural del Rio Almanzora, que desagua en Villaricos , próximo a Garrucha, sin embargo lo más conveniente seria  mediante un túnel de aproximadamente 1.500 ml atravesar la divisoria de Bacares a la vertiente de Almería. El proyecto de la “Exploradora de Minas” obedecía a una reducción considerable, de aproximadamente 70 Kms en el transporte del mineral de la Mina Mena hasta la concesión del embarcadero de San Telmo, próximo a Almería. La vía proyectada  era de ancho métrico y sin contrapendientes, permitiendo un costo de 3 Pts por Tm, aprovechando la aportación de otras minas en Olulla de Castro, e incluso recibir mineral desde Gergal, liberando a aquellas minas de la servidumbre de Sur de España. (Ing.  Pablo Fabrega, informe Mayo de 1907 en Revista Minera, tomo 58, pag 284/288)

El Ministerio de Agricultura emitió órdenes el 17 de Abril de 1903, con el objeto de autorizar la ocupación de zonas de dominio publico en la Playa de Villaricos para la construcción de pequeños mueles de atraque para el embarque de mineral. Se otorgaron dos concesiones, una a  Luis Siret y Cela y la otra a Baltasar Flores Bravo (Revista Miera Tomo 54, año 1903 pagina 197).

(ver, Ferrocarril de la “Mina Gran Coloso”)

Con el objeto de alcanzar  la línea de la compañía del Bacares a Almería,  a la que  aportó gran cantidad de tráfico,   Segundo W.F. Müller , de Roterdam, construyó, en 1911,  un  cable  aéreo para el trasporte de mineral entre la estación de San Miguel y la Mina “Dulce María”. Siendo necesario el establecimiento de este segundo cable entre la estación de San Miguel y la tolva del ferrocarril. Esto supondría una aportación de tráficos de 300.000 Tm/año, al ferrocarril de Bacares a Almería (Revista Minera, año 1911, Tomo 62, página 637 ). Gracias a unas reservas calculadas , solo en la concesión “Menas” de 5.000.000 Tm de mineral. Consiguiendo, en 1911,  en la explotación, ganancias por valor de 600.000 Francos.

El Consejo de Administración , primó el ferrocarril sobre las explotaciones mineras, llevando a la sociedad a obtener recursos, arrendando la mina Cuevas Negras, mediante el pago de un canon por Tm, proporcionando una renta anual de 40.000 Fr., hasta 1905, año en que tomaron otros derroteros para su rentabilidad, entre ellos la reducción de capital de 30.000.000 Fr. á 3.000.000 Fr , creando una primera serie de obligaciones de 450.000 Fr, entrando en una fase de explotación industrial.

En la mina “Mena” se estableció un contrato de explotación con la escocesa “The Bacares Iron Mines Ltd”, cuya producción tomo la arrendataria hasta un máximo de 500 Tm/día, alcanzando 147.606 Tm , en los 10 primeros meses de 1911 , y en 1920 la producción de 172.768 Tm  Los Transportes Férreos, 01.12.1911).

Se especuló que el ejercicio de 1913 excedería en 300.000 Fr. de productos netos de la explotación, y que el Consejo propuso el reparto de 5 Fr/acción, cuando en 1912, se habían repartido 4 Fr./acción. Manifestando que en 1913 en el Barranco de las Menas, en la preparación de la mina Concepción, se descubrió  una capa de 28 metros de mineral, no prevista. Este descubrimiento se uniría a masa minera de la Mina Necesaria, arrendada por un periodo muy amplio.

Se quedó a la espera de explotar las concesiones de Necesaria, Indispensable, Mi Nieta, Aguilucho y Concepción, llegando a cotizar las acciones de 50 Fr. de Bacares a Almería a 83,50 Fr. Favoreciendo todos estos productos mineros los tráficos del Ferrocarril de Baza á Aguilas utilizado para el transporte del mineral ( Los Transportes Férreos, 24.02.1914)

En la Junta General de Accionistas celebrada en 1919, en la que se ratificaron las resoluciones tomadas por las juntas  celebradas en los dos años anteriores, al aprobar el reparto de dividendos durante la guerra europea, referidos a los ejercicios de 1914 a 1916, se autorizó el reparto de tres francos por acción en el de 1917, al igual que para 1918, autorizando  amortizaciones . En cuanto al beneficio de 45.000 francos, obtenido en 1918, se decidió emplearlos  en trabajos de investigación minera que se estaba llevando a cabo ese año. Investigaciones que cuantificaban el yacimiento en 3.000.000 Tm  (Gaceta de los Caminos de Hierro, 16.09.1919). Hasta el punto de que la empresa, para minimizar los costos de mano de obra, adquirió  4 perforadoras mecánicas  de 45 Cv de potencia, cuyo costo se cubriría con la emisión de 500 obligaciones que quedaban en cartera.

Las actividades mineras en esta zona, se mantuvieron hasta  el 8 de mayo de 1968, al transferirse las propiedades de la “Compagnie de Mines et Chemin de Fer de Bacares a Almería et extensions”, a la sociedad “Explotaciones Mineras del Moncayo”.

Ferrocarriles de Vía Ancha, de Vía Estrecha, Cremalleras, Funiculares y Ferrocarriles Industriales


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

contador de visitas