Ferrocarril de Malpartida de Plasencia á Cáceres

Publicada el: 19 / Abr / 2012

Etiquetas: , , , , , , , ,

Desde 1865, el descubrimiento de los fosfatos del Calerizo, junto a Cáceres, llevó a la búsqueda de mercados foráneos, obligado a transportar mediante caballerías la producción hasta Mérida, desde donde se transportaba  al puerto de Lisboa.Siendo necesaria una vía ferrea que los uniera con Lisboa.

La Ley de 2 de julio de 1870 autorizó al Gobierno a otorgar en publica subasta una linea entre  Mérida y Malpartida de  Plasencia por Cáceres, cuya ejecución contaria con una subvención de 60.000 pts/km, contemplando igualmente y con las mismas condiciones que la anterior , la linea de  Malpartida a Salamanca por Bejar, con la condición de sacarla a subasta , cuando se encontrara terminada  la de Madrid a Malpartida  o bien la de Mérida a Malpartida ( Anuario de los Ferrocarriles , Bailly-Bailliere, año 1874, pág 168/169)

La explotación de fosfatos  en la zona del Calerizo de Cáceres, llevó  a  la creación de la “Sociedad General de Fosfatos de Cáceres” y a la Hispano-Portuguesa “La Fraternidad” adquirida en 1876 por Segismundo Moret, quien negoció con la compañía Real de los Caminos de Hierro Portugueses, influenciando en la elección definitiva del trazado de la línea internacional entre Paris y Lisboa.

Se concedió, el 7 de julio de 1876,  al portugués Elviro Rosado la línea desde las Minas de Fosfatos del Calerizo de Cáceres a la frontera portuguesa, con la intención  de articular el nuevo enlace fronterizo entre Madrid y Lisboa. La concesión  no contaría con subvención del Estado.

Por otra parte el 11 de junio de 1877 el español, José Sanchis y Pascual recibe la concesión de Malpartida de Plasencia á Cáceres, quedando postergada la anterior concesión. Ambas concesiones serian unificadas en virtud de un convenio  firmado en Paris el 21 de julio de 1877, por el que la Compañía Real Portuguesa (CRP) explotaría las líneas del Calerizo de Cáceres  y la de Malpartida de Plasencia á Cáceres Hasta que se constituyera  la sociedad que agrupara las tres concesiones españolas entre Madrid y Valencia de Alcántara.

En 1878 la CRP inicia  la construcción hasta la frontera,  y en 1879 Antonio Elviro Rosado adquirió la de  Malpartida de Plasencia á Cáceres, cediendo sus dos concesiones a Segismundo Moret, fundador de la compañía del Ferrocarril de Cáceres a Malpartida y a la Frontera portuguesa, solicitando que ambas concesiones se unificaran el 27 de septiembre de 1879, consiguiendo la franquicia arancelaria y la concesión por 99 años. Por la Gaceta de Madrid del 13 de octubre de 1879, conocemos la aceptación del pliego de condiciones particulares  de la concesión de este ferrocarril  aprobado por la R.O. de 3 de junio de 1879 por parte de Segismundo Moret como administrador delegado de la  “Sociedad de los Ferrocarriles de Cáceres á Malpartida de Plasencia  y a la Frontera de Portugal” ratificado el 18 del mismo mes y año en la notaría de Cáceres de José Enciso Canales.

El 24 de noviembre de 1879, Antonio Elviro Rosado concesionario del Ferrocarril de Malpartida de Plasencia á Cáceres y Segismundo Moret en su calidad de administrador  delegado de la “Sociedad de los Ferrocarriles  de Cáceres  a Malpartida de Plasencia y a la frontera portuguesa”. Presentaron escritura pública  de la transmisión  de la concesión subrogando  a Segismundo Moret y Prendersgat los derechos y obligaciones de la concesión del primero, quedando autorizada la transferencia por la R.O. de 30 de diciembre de 1879 (Gaceta de Madrid, 09.01.1880).

El  pliego de condiciones particulares de la concesión  exigía que las obras terminaran en el plazo de tres años, con sujeción al proyecto aprobado por la R.O. de 20 de enero de 1879. Fijando como estaciones:

Valencia de Alcántara
San Vicente
Herreruela
Alisedo
Malpartida de Cáceres
Minas de fosfatos

Debiendo depositar una fianza de 398.130 pesetas que representa el 3% del presupuesto de las obras, que asciende a 13.271.000 pesetas. El material móvil exigible para atender la línea se cifraba en :

Cantidad Tipo de vehiculo
14 Locomotoras con su tender
10 Coches de 1ª clase
15 Coches de 2ª clase
7 Coches de 3ª clase con furgón
18 Coches de 3ª clase
10 Furgón con frenos
10 Vagón cerrado con frenos
10 Vagón cerrado sin frenos
4 Jaulas de ganado con freno
16 Jaulas de ganado sin freno
10 Vagones de bordes altos, para hulla, con freno
40 Vagones de bordes altos, para hulla, sin freno
30 Vagones de bordes medio con freno
120 Vagones de bordes medios sin freno
15 truks

La concesión se otorgaba por 99 años, de acuerdo con la ley especial de 7 de junio de 1876, gozando de franquicia aduanera. En 1878 se iniciaron las obras para llegar a la frontera portuguesa.

Las inauguraciones que afectan a esta línea son:

tramo fecha kilómetros
Valencia de Alcántara a la frontera con Portugal 16 junio 1880 8,96
Cáceres (Arroyo de Malpartida) á Valencia de Alcántara 15 octubre 1880 71,56

El 20 de octubre de 1881 se inaugura la línea completa de Madrid a Lisboa una vez concluida la construcción  del tramo de 84,93 Kms  de Malpartida de Plásencia a Cáceres (Arroyo a Malpartida ), dejando a Cáceres, fuera del trayecto de las circulaciones entre Madrid y Lisboa (cuya variante de Cáceres no se llevó a cabo hasta 1971)

El 12 de noviembre de 1885, se firmo un contrato entre la Sociedad General de Fosfatos de Cáceres  y la Compañía de los Ferrocarriles Portugueses, según el cual la Sociedad General de Fosfatos de Cáceres  se comprometió a expedir  exclusivamente por la línea e Cáceres a Lisboa, toda su producción de fosfatos con un costo de 0,04385 pts/Tm/Km, o sea a 15 pts/Tm entre las minas y Lisboa. Corriendo a cargo de la SG de Fosfatos de Cáceres la carga en las minas y tomando a su cargo la compañía del ferrocarril, en Lisboa de la descarga y embarque  a 0,50 pts/Tm. Percibiendo igualmente por el movimiento de vagones en el puerto de Lisboa 1 Pts/Tm . El compromiso de la SG de Fosfatos de Cáceres era de aportar un mínimo de 25.000 Tm de fosfatos hasta Lisboa. Para la venta en España la sociedad era libre de utilizar otras compañías.

En el mismo contrato se comprometió a realizar transportes de retorno para abastecer a las minas, entre ellos el carbón, por un mínimo de 3.000 Tm, al mismo precio y condiciones que las aplicadas para la expedición de fosfatos. En todo caso el carbón se adquiriría a la sociedad portuguesa y el caso de que esta lo suministrara desde España, la SG de Fosfatos de Cáceres quedaría eximida del mínimo de 25.000 Tm de compromiso de transporte en sus fosfatos.

Los productos residuales de fosfatos pobres, que salgan a través de Lisboa quedarán sujetos a la misma tarifa y condiciones. Sin embargo el ferrocarril quedaba autorizado a transportar fosfatos de otras compañías hasta Lisboa , a precio superior al pactado. En cuyo caso la SG de Fosfatos de Cáceres, si no completara su mínimo de 25.000 Tm deberá indemnizar a la Compañía de los Ferrocarriles Portugueses en 3 Pts/Tm , quedando comprometida a no solicitar más de 24 vagones a la vez, no pudiendo retenerlos más de tres días sin carga, los vagones para los superfosfatos serán cerrados y resguardados de la humedad. El contrato tuvo validez entre el 1º de enero de 1886 y el 30 de junio de 1889, o sea tres años y medio. A parir de esta ultima fecha se renovará, y a parir del 1 de enero de 1887, la cantidad minima de 25.000 Tm acordada para el transporte, pasara a ser de 12.500 Tm.(Revista Minera, Tomo 37, año 1886, págs 47 y 48)

Las conversaciones entre Segismundo Moret y la Compañía del Ferrocarril del Tajo, desembocan en un nuevo acuerdo signado en Paris el 22 de noviembre de 1890, por el que se disuelven las compañías del Ferrocarril del Tajo y la de Cáceres a Malpartida y a la frontera portuguesa creando sobre la base de estas concesiones, la compañía del Ferrocarril de Madrid á Cáceres y Portugal (MCP). (ver, Madrid á Cáceres y Portugal).

La construcción de la linea entre Malpartida y Cáceres se desarrolló bajo la dirección del ingeniero de caminos Miguel Martínez Campos y Antón.

Miguel Martinez Campos y Antón , Ing de Caminos

Miguel Martinez Campos y Antón , Ing de Caminos

La Sociedad Fosfatos de Cáceres, con tan escasa producción, y ante competencias de mayor preparación no solo industrial , sino de mayor respaldo económico, entró en fase de liquidación. La Revista Minera, nos publicita el anuncio de subasta pública a celebrar el 12 de mayo de 1901, para la venta de las minas de Fosfatos de Cáceres, mineral acopiado, maquinas casas y demás propiedades de la “Compañía General de Fosfatos de Cáceres. En dicha subasta no hubo postores, siendo la salida de 500.000 pts, cuando realmente el inventario de las minas arrojó una valoración de 5.917.979,52 pesetas.

Ferrocarriles de Vía Ancha, de Vía Estrecha, Cremalleras, Funiculares y Ferrocarriles Industriales


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

contador de visitas